MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Distrito escolar de Palm Beach busca a 3 mil estudiantes que abandonaron las clases

Distrito escolar de Palm Beach busca a 3 mil estudiantes que abandonaron las clases

La pandemia de COVID-19 ha sido un desafío para las escuelas publicas de todo el país.

Desde el comienzo de la pandemia, los estudiantes y maestros han tenido que navegar por un mundo de instrucción remota y el posible contagio de Covid-19.

Al igual que varios otros distritos escolares en todo el país, el condado de Palm Beach experimentó una caída en la inscripción escolar desde el inicio de la pandemia. Algunos niños, dicen, han dejado las clases por completo.

Desde el comienzo del nuevo año, más de 3,000 niños desaparecieron de las aulas en línea y presenciales en el condado. Están en las listas de maestros, pero no aparecen.

"¿Dónde están? No se han retirado de la escuela, todavía están registrados, pero no ha habido contacto", dijo el superintendente Donald Fennoy.

Un equipo dedicado de trabajadores sociales se ha encargado de localizar a miles de estos estudiantes fantasmas en el distrito.

"Hemos descubierto que muchos de nuestros estudiantes han desaparecido en acción", dijo a CBS12 News Tamara Armaly, una miembro de este equipo de reintegración escolar.

Armaly y sus compañeros de trabajo han estado haciendo llamadas a altas horas de la noche, tratando de comunicarse con familiares y amigos que pudieran saber el paradero de estos estudiantes.

El objetivo secundario, dicen, es que los niños vuelvan al aula. El objetivo principal: asegurarse de que los estudiantes estén seguros.

"Por supuesto que queremos que vuelvan a nuestras escuelas, pero más que nada, solo queremos saber que están bien", dijo Beth Lefler, la "enlace para personas sin hogar".

En febrero, el equipo de reintegración ha localizado a más de la mitad de los estudiantes en su lista.

Dicen que la mayoría de los estudiantes se transfirieron a una escuela privada, cambiaron a instrucción en el hogar o se mudaron. Pero cientos todavía están a la deriva, enfrentados a la falta de vivienda, el embarazo en la adolescencia y una serie de otros problemas potenciales.

"Sabemos que estos niños están ahí fuera y sabemos que estas familias están luchando", dijo Lefler.

Las ausencias también podrían afectar los gastos relacionados con COVID-19, ya que los presupuestos escolares están vinculados a la inscripción.

Aún así, el equipo de reintegración dice que la máxima prioridad por ahora es simplemente hacer contacto.

"Cualquier niño del que no sepamos su paradero es alguien que nos preocupará", dijo June Eassa, superintendente asistente de Bienestar Estudiantil.


.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending