MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Que sucede con los menores de edad que perdieron a su madre en fatal atropello.

Fotografias: Hijos de Catarina Reymundo Marcos de izquierda a derecha: hijo recién nacido, hija Jessica Guzmán de 3 años y Anai Raymundo de 7 años, hija.

Es una tragedia que muchos de nosotros en la comunidad no podemos olvidar.

El 29 de septiembre, Catarina Reymundo Marcos estaba embarazada cuando fue atropellada en Pinewood Avenue en West Palm Beach y fallecio.

La conductora quien se dio a la fuga, fue capturada por las autoridades dias despues en el condado Martin.

Detalles de su arresto en este articulo titulado: Sospechosa de fatal atropello y fuga regresa al condado Palm Beach.

Mientras la comunidad se une para ayudar a los niños que dejó la mujer de 34 años, un abogado de inmigración del condado de Palm Beach se asegura de que el recién nacido sobreviviente crezca con sus hermanas que actualmente son indocumentadas.



“Como padre, siento que es mi obligación darles una oportunidad a estos niños”, dijo el abogado Heriberto Hernández. “Cuando leí la historia, me entristeció. Me quedé impactado."

A la vez, el fatal atropello y fuga hirió de gravedad a la hija de Marcos, de 3 años de edad, Jessica Garcia.

Los médicos de la sala de emergencia del hospital St Mary's al llegar muerta la mujer embarazada de 8 meses, pudieron salvar al recién nacido.

Ahora, el bebé y sus dos hermanas, una de 3 y 7 años, son huérfanos.

"Manteniéndolos juntos, pueden superar esta terrible situación", dijo Hernández. "Estaba agradecido de que el Departamento de Policía de West Palm Beach y los miembros de la comunidad se comunicaran conmigo, y decidí encargarme de este caso sin ningun costo"

En este caso, Hernández y los abogados del Departamento de Niños y Familias de Florida (DCF) esperan encontrar la tutela permanente para las hijas de Marcos, que son originarias de Guatemala, y el bebé, que nació en el St. Mary's Medical Center en West Palm Beach, quien es ciudadano.

“Quieren asegurarse de estar con una familia que pueda proveer. Que no tienen antecedentes penales en Estados Unidos y que los niños estarán a salvo ”, dijo Hernández. “Luego, cuando tengamos una 'Orden de dependencia' de la división familiar. Entonces puedo obtener un beneficio de inmigración para los niños. Calificarían para lo que se llama una visa de inmigrante juvenil especial (SIJ), que eventualmente conduciría a una tarjeta verde para estas niñas ".

El objetivo final: la ciudadanía estadounidense.

Mientras tanto, la policía ha estado donando comida y ropa a los niños, que ahora se quedan con un amigo cercano de la familia.

“La familia tiene muchas necesidades”, dijo. “Necesitan pañales, fórmula, juguetes, ropa para los niños.

“El objetivo principal es mantener unida a la familia. Han pasado por muchas cosas, así que mi objetivo es permitir que los niños permanezcan en Estados Unidos ”, finalizo Herndadez.


close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending