MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Florence amanaza directamente a las costas de las Carolinas.

Florence_Noon_Track.png

El huracán Florence está en camino de llegar a la costa este como una gran tormenta a finales de esta semana. Este lunes, Florence, se convirtió en un huracán de categoría 4, con vientos sostenidos de 130 millas por hora.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó la evacuación obligatoria de todo el litoral de 300 km del estado desde comienza a las 12:00 p.m. del martes.

"Este es un verdadero huracán que tenemos", dijo McMaster. "No queremos arriesgar una vida en Carolina del Sur".

La orden de evacuación obligatoria se extiende a ocho condados a lo largo de la costa de Carolina del Sur: los condados de Jasper, Beaufort, Charleston, Colleton, Dorchester, Berkeley, Georgetown y Horry. Las escuelas, las oficinas del gobierno estatal y las instalaciones médicas, incluidos los hogares de ancianos en esos condados, también serán evacuados, dijo McMaster. Estimó que alrededor de un millón de personas se verán afectadas por el orden, incluidos los residentes y visitantes.

Se pronostica que el centro del huracán se moverá entre Bermudas y las Bahamas el martes y el miércoles y se aproximará a la costa sureste de EE.UU., el jueves, según el Centro de Huracanes.


"Se pronostica un fortalecimiento rápido, y se pronostica que Florence se convertirá en un huracán importante esta mañana, y se espera que siga siendo un huracán importante extremadamente peligroso hasta el jueves", dijo el Centro de Huracanes el lunes.

"Hay un riesgo creciente de que Florence ponga en peligro la vida: oleadas de tormentas en la costa, inundaciones de agua dulce por un evento prolongado y excepcionalmente fuerte de lluvia hacia el interior y daños por los vientos huracanados", dijo el Centro de Huracanes.

Advirtió a la gente de la costa y del interior de Carolina del Sur a la región del Atlántico medio que supervisen de cerca el progreso de la tormenta y se aseguren de que hayan implementado su plan de huracanes.

Grandes oleadas generadas por Florence ya están afectando a las Bermudas y partes de la costa este y continuarán esta semana.

"Es probable que estas olas provoquen corrientes de resaca que amenacen la vida", dijo el centro de huracanes.

En tanto, la depresión tropical nueve se convirtió en la tormenta tropical Isaac el sábado por la tarde, dijo el Centro Nacional de Huracanes. El domingo se encontraba a unos 2.400 kilómetros de las islas más al este en el Caribe y durante el día podría transformarse en huracán.

Detrás de Isaac se encuentra Helen, que la tarde del domingo subió a categoría de huracán, según informó el Centro en su reporte de las 5 p.m. Helene lleva vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y se ubica a 230 kilómetros al suroeste de las islas más hacia el sur de Cabo Verde en África oriental.

Así, Helene es el cuarto huracán en el Atlántico en 2018.

No hay pronósticos que indiquen que alguno de ellos impactará el territorio continental de Estados Unidos.

Los tres sistemas - Florence, Isaac y Helen - llegan justo antes que la temporada de huracanes en el Atlántico alcance su punto máximo el lunes. Las ocho semanas alrededor de esa fecha regularmente son el mejor momento para que se generen las condiciones que alimentan las tormentas.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending