MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ahora es considerada una agencia como el FBI

Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ahora es considerada una agencia como el FBI

La Oficina Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) ahora es considerada una “agencia de seguridad”, una medida que le permite a la agencia proteger la información sobre su personal del público.

La medida ha suscitado preocupación entre los abogados y defensores de la transparencia gubernamental, quienes dicen que la agencia mantendrá sus temas en secreto.

El comisionado interino de CBP, Mark Morgan, anunció el cambio el viernes pasado en un memorando al personal, según un portavoz de CBP.

El cambio en la designación, que entró en vigencia el 31 de enero, agrega una capa de secreto a la agencia fronteriza, que pertenece al Departamento de Seguridad Nacional, en un momento en que ha sido sometida a un mayor escrutinio. Pone a la agencia bajo la misma designación que las agencias de aplicación de la ley como el FBI y el Servicio Secreto, pero no parece aumentar la autoridad de la agencia.

Un portavoz le dijo en un comunicado que el catalizador del cambio se remonta al verano pasado, cuando CBP y el Departamento de Seguridad Nacional se enteraron de que una cuenta de Twitter publicaba información de los empleados que está disponible a través de la Oficina de Administración de Personal (OPM, por sus siglas en inglés), una agencia que administra información de los empleados, incluidos los salarios.

La información publicada en Twitter fue considerada por la Oficina de Administración de Personal como información pública, y está disponible a través de varios sitios web de búsqueda de bases de datos de salarios de empleados federales, agregó el vocero.

El portavoz dijo que el liderazgo de CBP abogó por el cambio con la Oficina de Gestión de Personal. Anthony Marucci, director de comunicaciones de la Oficina de Gestión de Personal, confirmó la nueva designación, que fue reportada por primera vez por The Nation.

“Debido a la preocupación por la seguridad de nuestra fuerza laboral, el liderazgo de CBP abogó y recientemente recibió el acuerdo de OPM para designar a CBP como Agencia de Seguridad, protegiendo la información de los empleados de CBP de la política de divulgación de OPM”, dijo el portavoz de CBP. “Anteriormente, solo los puestos de primera línea de aplicación de la ley, investigación o inteligencia de CBP tenían esta designación. La nueva designación protege a la totalidad de la fuerza laboral de CBP”.

Una de las implicaciones del cambio es que la información que generalmente se hace pública podría ser censurada en las solicitudes de la Ley de Libertad de Información, lo que suscita inquietudes entre los abogados y defensores, que temen que pueda proteger al personal de la responsabilidad por las malas acciones.

El portavoz de CBP reiteró que la nueva designación está destinada a proteger a los empleados, como los oficiales de contratación, los recursos humanos y los especialistas en importación, entre otros, de situaciones como la publicación del año pasado.

La Ley de Libertad de Información obliga al gobierno a entregar documentos y, si bien esos documentos a menudo se editan, la nueva designación permite que CBP excluya más información que antes.

“Una cosa que encontramos en las respuestas de FOIA (Freedom of Information Act, Ley por la Libertad de la Información) es que los empleados de la agencia violan la ley o hacen algo incorrecto. A veces podemos identificarlos porque su nombre está en el correo electrónico”, dijo Matthew Hoppock, un abogado de inmigración. “Ahora podremos estar recibiendo respuestas de la FOIA que muestran a personas que violan la ley, pero no sabremos quiénes son”.

Clark Pettig, director de comunicaciones de American Oversight, estuvo de acuerdo y señaló que otras agencias, como el Departamento de Educación, pueden usar una exención en FOIA para retener información. Rediseñar una agencia como una “agencia de seguridad” esencialmente refuerza el argumento para censurar un nombre, por ejemplo.

Pettig también dijo en un correo electrónico que entendió que puede haber “razones de seguridad válidas” para retener la información de ciertos empleados de CBP, sin embargo, esta designación “crea un potencial significativo de abuso por parte de una agencia ya secreta con un historial pobre de transparencia pública”.

“CBP está en el centro de algunas de las políticas más problemáticas de esta administración, desde el muro fronterizo hasta ‘permanecer en México’, y darles una excusa más para retener información del público es lo último que deberíamos estar haciendo en este momento”, agregó Pettig.


™ & 2020 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending