MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Dos adolescentes acusados de intento de asesinato al atacar a 2 guardias de seguridad

Gabriel Nelson Garcia, 16, is facing two counts of attempted first degree murder in an attack on two security guards at a golf course near Boca Raton. (PBSO)

Dos adolescentes enfrentan cargos de intento de asesinato por un ataque con arma blanca contra dos guardias de seguridad en un club de golf cerca a la ciudad de Boca Ratón.

La Oficina del Sheriff del condado de Palm Beach arrestó a, Gabriel Nelson García, de 16 años, y a Dominick Latrell García, de 14, (La fotografia de este menor no puede ser publicada por su edad, segun la ley)

Los dos jovenes enfrentan cargos de intento de asesinato en primer grado con un arma mortal.

Según el informe de arresto, los guardias de seguridad, una mujer y un hombre, sufrieron más de una docena de puñaladas cada uno durante el ataque del 19 de noviembre de 2020 en el club "Boca Dunes Country Club".

La mujer, Danielle Burton, tenía 18 puñaladas en piernas, estómago, brazos, cuello y espalda.

Según los investigadores, el guardia masculino, David Koenes, tenía 12 puñaladas y se ha sometido a varias cirugias.

Los agentes dijeron que los hechos ocurrieorn justo cuando Burton terminaba su turno en el club de campo para MGM Protective Services, que incluía patrullas a lo largo del campo de golf.

Koenes no estaba programado para trabajar, pero estuvo de acuerdo con Burton ese día. Los investigadores dijeron que alrededor de las 5:30 p.m., los guardias de seguridad pasaron junto a dos hombres con sudaderas con capucha y máscaras médicas. Según el informe, Burton dijo que le hizo un comentario alegre a uno de los hombres que vestía una sudadera de anime. Ambos hombres se rieron y los guardias siguieron adelante sin ningún problema.

Alrededor de las 6 p.m., Burton dijo que el hombre con la sudadera de anime corrió hacia los guardias y les pidió ayuda. Según el informe del arresto, dijo que alguien tiró a su amigo al campo de golf. Los guardias siguieron al hombre hasta el borde de los arbustos donde el segundo hombre saltó con una pistola de aire comprimido en la mano.

El hombre de la camiseta de anime gritó: "atrapalos". Los dos hombres atacaron a los guardias.

Burton dijo a los investigadores que cuando los atacantes se concentraron en Koenes, él le dijo que buscara ayuda. Dijo que agarró la pistola de aire comprimido y corrió hacia su coche.

Ella dijo que no podía encontrar su teléfono celular, así que regresó a Koenes, y para ese momento los atacantes ya se habían marchado. Aún sin poder encontrar su teléfono celular, condujo hasta una casa cercana y pidió a los propietarios que llamaran al 911.

Koenes dijo a los investigadores que durante el ataque sintió que un teléfono se le caía del bolsillo de uno de los sospechosos, así que lo agarró. Los detectives usaron una orden judicial para registrar el teléfono y lo rastrearon hasta Gabriel García. El día del ataque, los detectives encontraron dos llamadas salientes a un número guardado como "Dominick". La última llamada telefónica ocurrió poco después de las 5 p.m., unos 90 minutos antes de la llamada al 911 del ataque al campo de golf, según el informe de arresto.

Los investigadores dijeron que los dos adolescentes, que comparten el mismo apellido pero no están relacionados, dieron versiones contradictorias sobre lo que sucedió y afirmaron que había un tercer hombre involucrado. Pero los investigadores dijeron que las declaraciones de los guardias mostraban lo contrario. Y debido a los registros telefónicos, los investigadores creen que los dos pudieron haber planeado el ataque.

VISITA NUESTRO MAPA DE CRIMENES AQUI



close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending